Andrés Pereiro
                                                         
                                                                  

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
   


"Aquí soy  feliz" una pintada en el cementerio. No, no sé quién soy ni de dónde vengo - creo en el amor, en el arte. No en los políticos. me dan auténtico asco. No en el mercado. Si arte -igual- a componentes espirituales, el mercado se los arrebata. No en los museos para el arte actual. No en las galerías. Sí en los garajes, la calle, tienda, bar, túnel, casa privada (calquier espacio no definido oficialmente como artístico).

Aborrezco a los artistas bombazos (pero que se habrán creído...) A los que no paran de atoadularse pero fusilan todo lo que se les pone por delante. Detesto  a los llamados marchantes y demás directores si están sueldo por las instituciones,  no al dinero estatal para la creación. Los museos deben conservar el pasado, no el presente. Eso es craso error, así nos va ...somos como peleles idiotizados.


Quien desee hacer arte que lo haga y lo pague. Toda subvención es igual a falsedad. El arte es tan importante como millones de otras  actividades creadas por el hombre. Ni más ni menos (dejaos ya de joder...)


Busco la autenticidad. Sí, sí,  la autenticidad y provoco la paradoja y contradicción. Lo fugaz y lo accidental - siempre, siempre- el espacio natural. Nada de artificio. No hago, teatro, ni ópera ni cabaret...me fastidian y aburren hasta los vómitos los medios de comunicación: periódicos, tv. Que repugnacia. Amo el arte. No el arte hecho espectáculo.

-Vivir esta época sin desmarcarse de lo oficial es una vergüenza-